Guías para las bibliotecas de Babel

Biblioteca alcalaínaMás del 15% de los usuarios de las bibliotecas alcalaínas son de origen extranjero. Y, para todos ellos, son un lugar donde aprender otra cultura e integrarse. Por ello, el Ayuntamiento de Alcalá ha puesto en marcha, por tercer año, el proyecto Biblioteca Abierta, en el que tres monitores de nacionalidad rumana, búlgara y polaca trabajarán para resolver las dudas de cualquier inmigrante, realizando actividades con ellos y ayudando a los trabajadores de las bibliotecas a entenderles mejor.
 
“La figura de monitor intercultural facilitará el acceso y la integración en la cultura española de los nuevos vecinos, así como el acercamiento de la población española a sus culturas", dijo ayer la concejala de Cultura, Dolores Cabañas, que añadió que “todos necesitamos ayuda cuando llegamos a otro país”. Esa será la labor de Iulian Heica, rumano; Stefka Sabova, de nacionalidad búlgara; y Katarzyna Hudzik, polaca, que, desde ahora y hasta el mes de junio, ayudarán a los usuarios de las bibliotecas de cualquier nacionalidad a resolver sus dudas y a los trabajadores de las bibliotecas a entenderles mejor, realizarán actividades con ellos e intentarán que creen relaciones con el resto de sus vecinos.
 
“Es muy importante que en estas actividades que se van a desarrollar participen también los vecinos que no son inmigrantes, porque el objetivo es mejorar la convivencia y la integración”, afirmó la concejala. Los tres monitores interculturales repartirán su tiempo entre las bibliotecas Cardenal Cisneros, Pío Baroja, María Moliner y Rosa Chacel, aunque atenderán las peticiones de los usuarios de los otros tres centros de la ciudad.
 
“No creo que los inmigrantes en Alcalá se encuentren con muchas dificultades a la hora de integrarse. Los africanos muestran muchas ganas por aprender; y la cultura rumana, por ejemplo, es muy parecida a la española”, dice Iulian. Entre las actividades que se llevarán a cabo para difundir la cultura española y favorecer la integración estarán los talleres de español para inmigrantes. Los monitores interculturales trabajarán también en la creación y desarrollo de colecciones de libros en sus lenguas de origen. En este momento, la biblioteca Cardenal Cisneros cuenta ya con 500 ejemplares en rumano, 485 en ruso y 395 en polaco. También realizarán actividades puntuales, entre las que habrá cine y cuentacuentos. La primera será un taller de amuletos con motivo de la fiesta de la primavera que celebran cada año búlgaros y rumanos.

Marina de la Cruz
Diario de Alcalá
25.01.2009


The International Raoul Wallenberg Foundation

El Águila Blanca es parte del proyecto “Las huellas polacas en la República Argentina”


Museo Roca, Ministerio de Cultura, Presidencia de la Nación. © 2003 - 2016
El Águila Blanca Museo Roca - Insitituto de Investigaciones Históricas Condecoración otorgada a Claudia Stefanetti Kojrowicz